Welcome to Livingston

Guía de supervivencia latina para viajar a Centroamérica: Livingston

Livingston, el pueblo garífuna de Guatemala

Este era uno de los destinos más esperados desde que salimos de Ecuador, porque iríamos a una playa del Caribe.

Aquella tarde partimos de Río Dulce, en una lancha colectiva, ya que existen dos modos de ir, una es la turística que cuesta 500 qtz (65 usd) va parando en algunos lugares y explicando todo.

Nosotros en plan de ahorrar, escogimos la colectiva 150 qtz (20 usd) y que toma la gente de por ahí fue la que nos llevó, también pasa y para por algunos lugares del Río pero sin explicarlo mucho.

Para nosotros fue una experiencia brutal, que no esta muy documentada en las guías de viajes, todo el camino sobre el río y paredes enteras de vegetación brutal, es indescriptible lo que se puede sentir sobre el poder de la naturaleza.

Lugares que incluso no serán ni accesibles a día de hoy. Un trayecto de aproximadamente una hora y media nos hacia desembarcar en Livingston.

livingston view

Claro esta que al llegar no fue lo que esperábamos. Nos causo un poco de decepción, ademas de el gran acoso de “guías locales” es desagradable.

Incluso algunos haciéndose pasar como parte del hostel al que iríamos ese día a hacer noche. Porque ir a Roatán, Honduras estaba asegurado.

El Hostel para pasar la noche en Livingston

Hostel Dos Arboles, un agradable sitio, con muchos extranjeros, sobre todo de habla inglesa y con piscina, que con el calor que hacia se agradecía.

De este Hostel, puedo decir que para hacer noche es excelente, no cuenta con aire acondicionado , no hay television, cosa que no nos importaba, pero con piscina, gran punto a favor.

El precio no pasa los 110qtz (15 usd) por persona, el trato del personal es bueno, y se llega en tuc-tuc por 5 qtz (0,50 usd), también puedes llegar caminando.

livinsgton beach

El restaurante del hostel, no es que sea el mejor del mundo, yo recomendaría no comer ahí y buscar en el pueblo.

Esa tarde, luego de dejar nuestras cosas en el hostel, caminamos por la “playa” hasta el centro del pueblo.

La playa no era nada bonita, muy agitada y sucia de algas, no había nadie bañandose y tampoco es que diera ganas de ingresar al agua.

Quizas por la union de la desembocadura del agua dulce del Río dulce y el atlántico.

Durante este trayecto, de unos 10 minutos desde el hostel, pasamos por muchos sitios con gente garífuna, etnia afro-caribeña que se asienta desde Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Una de las cosas que más me llamo la atención fue entre otras cosas, la buena música que escuchaban, muy influenciados por ritmos del reggae, hip hop y rap.

arte garífuna

En fin al regresar estuvimos haciendo planes en la piscina del hostel, para nuestro viaje a Roatán que lo habíamos ya contratado.

En el siguiente enlace hablaremos de como ir a Roatan (Honduras) desde Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + uno =